Archivo | julio 2017

Salvando a una buena amiga

La semana pasada, un lunes por la mañana  me encontré a una amiga de la preparatoria, hace mucho tiempo que no la veía, comenzamos a charlar de nuestras vidas y él porque ya no nos habíamos podido ver, entre esa platica la note un poco preocupada, se veía un tanto desesperada. No me quede con la duda y le pregunte si tenía algún problema, sin pensarlo me contó su interés en reclutar gente para un empleo, me dijo que era para promover un Software llamado Sap business one en México. Yo como buen amigo tenía que ayudarla a promover su oferta de trabajo así que hice una publicación en facebook  .Donde les decía, si alguien estaba interesado en trabajar en Xamai me mandara todos sus datos para yo poder comunicarle a mi amiga de que si estaban interesados en su empleo,  desafortunadamente nadie de mis contactos lo estaba, o al menos eso quiero pensar, ni un solo like tuvo.

Ya había pasado más de una semana y mi amiga no encontraba buenos candidatos. En su trabajo son muy rectos, cada vez la presionaban más con cubrir el puesto lo más pronto posible, ella me comentó que había publicado un anuncio en el universal ,en el área de empleos para ver si le llegaban más rápido los aspirantes, lo cual no obtuvo los resultados esperados. Ya en un punto de desesperación, le sugerí publicarlo en todas las plataformas de internet pues hoy en día  es más fácil encontrar algún candidato por internet.

Ese mismo día al terminar de publicar los anuncios en plataformas de empleo, a las pocas horas comenzaron a llegarle correos de personas interesadas en su propuesta. Ella pudo lograr una lista bastante larga en muy poco tiempo para realizar sus entrevistas de una manera eficaz  y más rápida. A la semana siguiente semana, ella contrato su gente y desde entonces no ha tenido problemas para encontrar gente de una manera más rápida.

Realmente me siento muy contento, porque sin  querer pude  ayudar a una vieja amiga para evitar que perdiera su trabajo.

 

empleo

Estrellas cortadas

Un día de campo puede convertirse en una terrible tragedia si no cuentas con lo más básico y esencial. Y no sólo un día de campo si en cualquier lugar pueden ocurrir accidentes y si no tienes lo necesario a la mano para hacer una asepsia, puede traer muchas complicaciones. Nunca creí que los botiquines de primeros auxilios fueran tan útiles.

Este fin de semana nos fuimos a acampar cerca de Chapa de Mota con un grupo de astrónomos de la UNAM. Fuimos al observatorio que se encuentra ahí para ver una lluvia de estrellas y además ver a Júpiter porque en esta época del año se puede apreciar muy bien, al igual que Saturno y Venus. Es un mes muy bueno para tomar tu telescopio y subir a la azotea a ver las estrellas y astros. Aunque, bueno, en la Ciudad de México es muy difícil apreciarlos y más ahora que ha estado nublado todo el tiempo. Lo mejor es alejarse un poquito de esta enorme metrópolis e ir a un lugar donde se puedan apreciar. Es una actividad muy padre y a todos nos encanta.

Y como siempre me pasa, cambié de plática un poco pero no me alejé testrellascortadasanto de lo que quería platicarles. Tiene que ver con mi experiencia este fin de semana, que algo tan padre por un pequeño accidente, hizo que nuestra excursión terminara un poco antes y además preocupados. Todo esto pasó cuando uno de mis amigos con los que íbamos en el coche, se cortó con un pedazo de metal que intentó mover de su camino y nadie tenía alcohol, agua oxigenada o algo con lo que pudieramos limpiar la herida. Por supuesto que se comenzó a infectar, y ya tenía todo al rededor de la herida color rojo y le ardía mucho, además que no dejaba de sangrarle.

Nos regresamos a la ciudad y fuimos a un hospital, y el doctor nos regañó por no tener un botiquín y nos regaló uno marca Rebster, uno a cada quién. De haber cargado con uno, habría bastado con limpiar la herida, cubrirla, y hubiéramos podido disfrutar del viaje completo.

¡…pero hipster nunca!

Un nuevo proyecto ha llegado tocando la puerta de mi casa.

¡Vaya! Empecé este artículo muy propio. Y no es que no sepa ser una persona propia pero es mi blog y prefiero hablarles sin tantos rodeos y con un lenguaje más coloquial para que podamos conectarnos y tener gran empatía. Que hablando de empatía,  soy buena para entenderme con la gente y que la gente se exprese conmigo. Algunas veces creo que debí o debo estudiar algo de publicidad o mercadotecnia. Soy buena para la publicidad y tengo buen ojo para los diseños. Y creo que fue tanto que pensé esto que una oportunidad de publicidad llegó a mi.

Una amiga me ofreció un trabajo en la empresa de artículos promocionales de su papá y me encargaré de hacer diseños para plumas promocionales y así ellos puedan cambiar un poco la imagen y estilo que tienen para estos artículos. perohipsternunca

Me comentó que desde hace un tiempo, la venta de estos productos comenzó a bajar y algunos comentarios de clientes, les decían que no iban con el estilo de su empresa o que su empresa estaba innovando y ellos buscaban algo más vanguardista. Así que mi amiga Bárbara me contactó porque en la carrera universitaria en una clase yo hice el diseño para una campaña de publicidad para Marinela y a ella le encantaron mis diseños.

Seguimos en contacto y de vez en cuando salíamos pero esta vez me contactó para trabajar en Losfer con ella y su papá. Estoy un poco nerviosa que no les gusten mis diseños a su papá, el es un gran diseñador y conocido nacionalmente.

Este fin de semana me fui de shopping y ya compré mis nuevos atuendos para lucir como una diseñadora profesional o que por lo menos lo parezca tantito. Además está super bien porque el siguiente mes me voy a ir de viaje y el trabajo que me ofrecieron es solo por cuatro semanas. Si les gusto, cuando regrese ya tendré un nuevo empleo en el ámbito de diseño, qué tal y es mi mero mero mole y pronto seré super hipster. Bueno, eso nunca.