Archivo | enero 2017

¿Belleza sin estilo? Jamás

¡Hola chicas! No saben lo emocionada que estoy de estar escribiendo este blog.

¡Adivinen qué he estado haciendo! Pues bueno, jamás jamás jamás van a poder adivinarlo, así que mejor les digo.

Resulta que hace unos días me puse a investigar sobre algo bien interesante y que casi no me gusta presumir, mi belleza. Así que estaba navegando por el internet cuando descubrí que dentro de toooodas las escuelas de estilismo Toluca se encontraba una página súper nice, o sea, no es que las demás no sepan dar clases ¿verdad? Sino que se ven súper guarras, nacas, feas mil.

Honestamente no sé cómo esperan que las chicas como yo vayan a ese tipo de escuelas si se ven como que las fotos las tomó el chofer del microbús de la línea Indios Verdes a Ecatepec, se ven del asco.

Yo les quiero decir una cosa, si van a dar clases de belleza, mínimo cuiden un poquitito su estilo. Miren a Yuya, la maquillista que tiene su canal de YouTube y es la YouTuber mejor pagada de TODO México. Es decir, si ustedes la ven se ve impecable en todos sus videos, ¿por qué? ¡Porque es su obligación estarlo!

Es como si fueran a ver al nutriólogo y resultara que es un gordo asqueroso que jamás mueve un músculo mas que para alcanzar la siguiente cubeta de pollo frito del KFC. ASCO MIL.

clases de estilismo

¡Así que por favor! Si van a poner una academia de belleza como la de iibe.com.mx en cualquier parte de México, por favor tengan tantita madre y cuiden que sus modelos ni sus maestras parezcan cajeras del Walmart o peor aún, del Soriana

Así que ya basta de malos diseños, gente fea y malas páginas web. Si quieren vender en línea o que la gente al menos demuestre interés en lo que están haciendo, tengan la mínima decencia de hacerlas bonitas, aunque les cueste más trabajo, pero va a valer la pena.

Mi secreto de emprendimiento

Oigan chicas, ayer les estaba contando un poco sobre mis plantes de inicio de año, sobre todas las cosas buenas que estoy planeando hacer y cómo voy a conseguirlas, lo que me emociona mucho. Pues les tengo algo bien guardado, además de todo eso, este año he decido por fin hacer lo que mi papá me recomendó hacer desde que salí de la carrera y es por eso que estoy comenzando ¡mi despacho de servicios contables! ¿No les parece emocionante? Yo les voy a decir una cosa, cuando pienso que no voy todo está bien, de repente me despierto por la madrugada con pánico preguntándome si estoy haciendo lo correcto.

Yo sé que todo el mundo dice que un negocio propio es lo más difícil que se puede hacer, por los impuestos, el manejo de personal, el trato al cliente y todo eso, pero bueno, al menos yo no lo siento así.

Les voy a contar el secreto por el cual logro mantener tanto mi cordura mental como mi tiempo personal. En primer lugar, comencé a trabajar cuando ya tenía algunos clientes, ¿cuántos? suficientes para pagar el sueldo que solía recibir cuando trabajaba en una empresa, eso me ha ayudado a mantener mi estilo de vida y ser feliz pues no he tenido que recortar ni un solo gasto.

misterios contables

Ahora, ya hablando sobre gastos, los he mantenido al mínimo. Lo único que he comprado en estas últimas fechas para comenzar a trabajar es mi computadora y un software en línea para mantener facturando a todos mis clientes, este último gasto podría parecer innecesario, pues lo podría yo hacer a mano, pero este software no sólo me ayuda con mi trabajo, sino que gracias a eso, puedo recortar tiempos nada productivos y con sólo un clic aquí y un clic allá, mi facturación está hecha, dándome tiempo libre para conseguir más clientes, descansar o simplemente usar mi tiempo en actividades más provechosas dentro de mi negocio. No es necesario comprar el software más completo como Salesforce, lo único que neceitan es las funciones básicas de facturación que entrega cualquier software del mercado.

Así que ya saben, si conocen a alguien que necesite ayuda con su facturación, mándenlo a mi sitio estrategiacontable.com.mx para que lo atienda con gusto.

Propósitos para 2017

¡Hola amigas! ¿Cómo están? Espero este 2017 les esté pintando divino. Yo les puedo decir que he estado muy emocionada porque este año sí espero cumplir mis propósitos de año nuevo. ¿Que cómo lo haré? Muy fácil, he dejado de soñar con que voy a ser super modelo y que perderé 10 kilogramos; en lugar de eso he decidido alimentar mi vida y llenarla de conocimientos y cursos.

Es por eso que he decidido salir a comprar un par de botiquines médicos y por fin hacer ese curso de primeros auxilios que tanto he dicho que iba a hacer desde que salí de la preparatoria. Yo no sé si les he contado, pero yo fuí brigadista desde la secundaria, ayudando a las maestras a orientar a todos los demás alumnos y siempre quise aprender a ayudar a los heridos. Yo sé que es algo súper extraño para una chica como yo, pero me siento como Reese Witherspoon en Legalmente Rubia cuando lo hago, ya saben una chica linda siendo tremendamente intelectual.

reese-whitterspoon

Además de eso, decidí que mi objetivo de bajar de peso podría estar mejor dirigido y me decidí a cambiarlo por ir al gimnasio 4 días a la semana, que es más bien el medio y no tanto el fin, pero tal vez si encuentro placer en el medio, tal vez comience a disfrutar más del objetivo final que es estar esbelta.

Una última cosa que me propuse fue el cambiar mis hábitos de juntarme con personas que sólo me quieren por mi dinero y les gusta estar conmigo porque les puedo ayudar a entrar a los lugares más trendy del momento. La verdad es que me gusta mucho salir de noche y disfruto mucho de la vida y los lujos que me proporciona, pero tal vez debería medirme un poco más, no salir desde el jueves y despertar en la playa en domingo.

Es por eso que mi propósito es reducir mis salidas únicamente a viernes por la noche, para así disfrutar de mis noches sábados en un café con pocos amigos en petit comité y así también me doy a desear.

Así que bueno, los dejo porque tengo una cita con una chica en la fábrica de Rebster para hacer el diseño de mi botiquín de primeros auxilios de alta costura hecho a la medida. ¡Chayito!